Última actualización:
PRESENTADO EL CARTEL DE LA XXXIII EDICIÓN DEL CONCURSO DE COPLAS ANTIGUAS "EL QUINI"
15/07/2017




Reglamentos del COAC 2017
Adultos
Infantiles y Juveniles


¿QUIÉN ES? APUNTES INCOMPLETOS DE SU VIDA Y OBRA.-

Francisco José María del Sagrado Corazón de Jesús Alba Medina nació en Conil de la Frontera el día 23 de Abril de 1918, concretamente en la casa nº 1 de la calle Padre Caro (dicha casa fue en el siglo XIX de D. Francisco Manuel Borrego alguacil mayor de la villa), hijo de Francisco Alba Romero y Josefa Medina Zara (en partida de bautismo de su hijo Paco, aparece el apellido Zajara). Era el benjamín de seis hermanos. Su afición a la música le venía de familia, ya que casi toda ella, se integraba en la pequeña banda de música de Conil. En dicha banda, tocaban además de su padre, dos tíos y cinco primos hermanos. Fue dirigida hasta su desaparición, al final de la República, por un tío suyo. Casi toda la familia conocía el solfeo, aunque muy elemental. Paco decía “a palo seco”.

Su padre, nunca tuvo un trabajo estable. Se empleó en distintas actividades: desde limpiar los nichos en el cementerio y ejercer de sacristán en la parroquia del pueblo, hasta representante de velas, lápidas y máquina de coser. Componía letrillas para las murgas que salían en carnavales. Por sus conocimientos musicales también tocaba el armónium en celebraciones religiosas.

Paco Alba, contaba, que desde pequeño ya le gustaban las plantas, - recordaba- que con apenas cinco años de edad él y algunos de sus hermanos plantaron una palmera muy cerca del cementerio.

Al morir su padre, a su madre le pusieron un despacho de pan con el que pudo sacar adelante a sus hijos. Pero el negocio vino abajo, y la madre decidió trasladarse a Cádiz buscando mejores horizontes para su familia. Paco tenía seis años cuando llegó al Barrio de la Viña, concretamente a la calle Trinidad número 20. Aquí comenzó a vivir, de manera intensa, el mundo del carnaval gaditano. Continuaba así la tradición familiar. Paco tuvo otros domicilios en Cádiz, en las calles San José, Encarnación, Sacramento, Gaspar del Pino y, finalmente San Salvador, 7 (Grupo Astilleros).

Desde temprana edad empieza a trabajar. Como el mismo decía: “empecé de monaguillo, fue lo primero que hice”. Aquí, en Cádiz hay un refrán: “Si quieres tener un hijo pillo....”. Y él fue monaguillo, cobrando 1 Real, una taza de café y un panecillo diario. Primero en San Lorenzo, y, a continuación en la parroquia de la Viña, en la iglesia de la Palma, que era, y es, la parroquia del barrio carnavalero.

Con trece años entra a trabajar como asalariado en la panificadora “Eureka” dedicada también a la fabricación de chocolate donde pasa la mayor parte de su juventud, dedicándose, ya en esta época, a recorrer las calles de Cádiz, en agrupaciones infantiles. Las letrillas las componía con las músicas que había oído de sus admirados maestros, Antonio Rodríguez el Tío de la Tiza y Manuel López Cañamaque. En 1935 sale vestido de enanito en el Coro “Los Cuentos de Calleja” y en declaraciones realizadas en ABC al periodista Antonio Burgos, comentaba “salí en Los Barquilleros de Manolo Cañamaque, y en Los Baturricos que fueron dos comparsas infantiles”.

Al cumplir los veinte años, comenzó a quedarse calvo y por eso empezó a tocarse con un sombrerito o mascota, que tan popular lo haría más tarde.

Al terminar la Guerra Civil, de la que no quería recordar nada, ya que los trágicos sucesos le tocó muy de cerca, participa en un dúo, cantando canciones folklóricas, principalmente mejicanas.

Al alistarse su compañero en la División Azul, se disolvió el dúo, participando posteriormente en un quinteto musical llamado “Los Fernández”. Con dicho grupo recorrerá Andalucía. Actuando en Córdoba, recibe la noticia del fallecimiento de su hermana María y se traslada urgentemente a Cádiz para estar con su familia en esos momentos tan tristes, pero con la intención de incorporarse al grupo en Granada. Estando en Cádiz, recibe la noticia de haber aprobado su ingreso en los Astilleros. Entró de Ayudante de Carpintero, siendo destinado a la reparación de vagones de ferrocarril. Posteriormente pasó a Listero, y después a la categoría de Técnico de Organización.

En Octubre de 1952, varios compañeros del trabajo, sabedores de su valía componiendo letra y música, le presentan a Francisco Patrón Tisirán, para que este saque la agrupación con repertorio de Paco. A Francisco Patrón le gustó la idea y en febrero de 1953 salían con “Los Vendedores de Mariscos”. Primera chirigota de Paco Alba.

Aunque la experiencia no fue muy buena porque el jurado del Concurso descalificó a la agrupación, Paco decide volver de nuevo con casi el mismo grupo y el mismo director. Escribe “Los Guajiros”, con ella, consigue su primera satisfacción carnavalesca. Obtiene el segundo premio en su modalidad. Ya no pararía hasta el año 1975 en que con la chirigota “Los Belloteros”, recibiría el primer premio de Comparsa, cuando él se había presentado en la modalidad de Chirigota, y verdaderamente era una gran chirigota, pero el jurado no lo entendió así.

La trilogía de la creatividad, fecundidad y estilo, que representan los tres autores más relevantes de nuestro folklore, ha hecho posible el carnaval actual, el carnaval que conocemos hoy. Antonio Rodríguez “Tío de la Tiza”, Manuel López Cañamaque y Paco Alba, forman ese triunvirato donde Paco, configuró un estilo nuevo de hacer e interpretar nuestro folklore. Sus agrupaciones destacaban en afinación, expresión, musicalidad y tipo. Su buen gusto en la interpretación, su casticismo y su amor a Cádiz, sobre todo a su Caleta, era una constante en sus agrupaciones. Paco Alba ha sido y es, el coplero por excelencia de los Carnavales de Cádiz. Querido y admirado por todos, supo llegar con su arte a todas las capas sociales y culturales.

Según sus mas allegado, nunca le gustó que lo compararan con el Tío de la Tiza ó con Cañamaque. Y cuando lo hacían, siempre decía lo mismo, que él era Paco Alba.

Aunque nunca le gustó que lo comparasen, siempre tuvo una gran admiración por Manuel López Cañamaque y demostró admiración por Antonio Machado y Juan Ramón Jiménez.

En varias ocasiones, D. José María Pemán llegó a comentarle: “Paco, estas letras no debían de estar en un libreto de carnaval”. “En un ensayo general para ciertas personalidades en el Colegio Médico de la calle Benjumeda, y una vez terminado el mismo, se acercó D. José María a saludar al grupo y a Paco, se le hizo entrega de un libreto de coplas, manifestándole Pemán a Paco, Vd. como hace estas coplas. Se refería a la letra que dice: “Cuando contemplo mi barca”, diciéndole que no había derecho a que esta copla estuviera en un libreto de carnaval, sin querer menospreciar a estos libretos, sino que ésta interpretación debía estar en un libro de poesías”.

El día 22 de Abril de 1954 contrae matrimonio con la señorita María Flores Nuñez en la Parroquia de Nuestra Señora de la Palma. Tuvieron cinco hijos: Marcos, Diego, Francisco, Juan Antonio y Cati.

Paco decía a menudo que, “mi afición es la lectura, yo no tengo títulos, no tengo más que la carrera de mi vida, con la que hay que dar de comer a los cinco hijos”. Esa afición a la lectura seguramente influyó en sus letras. La música formaba parte de él. Ya se ha mencionado que se había familiarizado con ella en el ambiente familiar. Pero es que además, hizo estudios de solfeo y perteneció, primero a la Banda de Educación y Descanso en la que tocaba el clarinete, actuando muchas veces en el Templete de la Plaza de Mina, entonces llamado “La Polvera”: con posterioridad participó en la Filarmónica Gaditana.

En el año 1969 le fue concedido el Antifaz de Oro, máximo galardón que concede el Excmo. Ayuntamiento de Cádiz.


De su genial repertorio de agrupaciones, destacaremos las siguientes:

- 1954.- Chirigota “Los guajiros”
- 1955.- Chirigota “Los del bocho”
- 1956.- Chirigota “Los de fin de curso”
- 1957.- Chirigota “Los sarracenos”
- 1958.- Chirigota “Los julianes”
- 1959.- Chirigota “Las huestes de Don Nuño”
- 1960.- Comparsa “Los pajeros”
- 1963.- Comparsa “Corrusquillos gaditanos”
- 1964.- Comparsa “Los fígaros”
- 1965.- Comparsa “Los hombres del mar”
- 1966.- Comparsa “Los beduinos”
- 1968.- Comparsa “Los senadores romanos”
- 1969.- Comparsa “Los fabulistas”
- 1971.- Comparsa “Los forjaores”
- 1973.- Comparsa “Estampas goyescas”
- 1974.- Chirigota “Los abuelitos chirigoteros”
- 1975.- Chirigota “Los belloteros”

Paco Alba, fallecía en la mañana del jueves 15 de enero de 1976 a la edad de 58 años. Su cadáver era conducido el viernes 16 a las dos y media de la tarde, desde su casa, en la calle San Salvador, 7 Bajo Dcha. a la parroquia de San José, donde se despidió el duelo. El funeral se celebró el viernes día 23 de enero a las 19,30 horas en la iglesia parroquial de San José.

El jueves día 27 de mayo en la Gran Final del Concurso de Agrupaciones con asistencia de la Reina de la Fiestas Srta. Visitación Lozano Muñoz, acompañada de su Corte de Honor, actuó fuera de concurso la Agrupación-homenaje a Paco Alba. Aquella noche, el público lloró por Paco Alba y aplaudió hasta la saciedad, todas las composiciones del malogrado comparsista. Los hombres de Paco Alba, aparecieron en escena con traje de smoki, mientras el hijo de Paco Alba, Paquito, tocaba el órgano eléctrico se veía sobre un fondo negro un poster con la figura sublime del coplero gaditano. La emoción se adueñó de todo el público que puesto en pié rompió en aplausos. Aquella noche había nacido la Antología de Paco Alba y que hasta la fecha, sigue divulgando las letras de su creador.

A iniciativa de la Federación de Peñas Gaditanas, conforme se demuestra en el acta Capitular, 43 al punto 24.11 del 2 de Noviembre de 1978, y refrendado en 26 de Enero de 1979 y del Club Caleta, con la ayuda de varios industriales (Gonzalo Córdoba, Francisco González, Antonio Muñoz, Antonio Benítez, Juan Gutiérrez) el Banco de Granada, la Casa de Cádiz en Madrid, el Excmo. Ayuntamiento a través de su alcalde D. Emilio Beltrami, y el arquitecto municipal Ernesto Martínez, de Manuel Irigoyen y el arte del escultor Fernando Benítez “Nando”, Cádiz le levantó en 1979 un monumento de piedras y que se instaló entre el Hogar de Santa Teresa y el antiguo Balneario de la Palma, trasladándose posteriormente a la glorieta de entrada a la Caleta.

El mismo día 26 de febrero de 1979 la comisión promotora del monumento a Paco Alba, y que presidía Pepe Berenguer, presentaba una antología-homenaje, de edición única y restringida de 1.000 ejemplares numerados y realizada con el trabajo y el esfuerzo de Carlos Spínola, Miguel Villanueva, Juan Martínez Neto “Jumán”, José Antonio Guillén Franco y Francisco Perea.

En el XXV Aniversario de su muerte, y en la XXIII Semana Cultural de la Salle Viña, El Aula de Cultura del Carnaval de Cádiz, La Peña Original Paco Alba y la Peña Cultural Carnavalesca La Salle Viña, representadas por los Sres: José María Jurado Magdaleno, José López Prats, Eugenio Mariscal Carlos, José Benítez Gutiérrez y Manuel Torres Vera, acuerdan solicitar al Excmo. Ayuntamiento de Cádiz el Título de Hijo Adoptivo de la Ciudad, para Don Francisco Alba Medina, y a la Fundación Gaditana del Carnaval, el Antifaz de Oro para su Antología en su XXV aniversario.

El Ayuntamiento en pleno lo Concedió y se le hizo entrega del título a su hija, Cati Alba Flores en el Salón de Plenos el día 7 de Octubre, día de la Virgen del Rosario, Patrona de Cádiz.

El Antifaz de Oro le fue concedido al director de la Antología, Emilio López Prats.

Aula de Cultura del Carnaval de Cádiz.



FUENTES: 

.- Datos extraídos del libro número 10 colección Autores del Siglo XX. Autores: José López Prats, José Vázquez Aragón y Eugenio Mariscal Carlos. Depósito Legal CA 21/07.

0 comentarios:

Deja tu mensaje

Entradas populares

Últimos Comentarios